Visitar Chiang Mai

Chiang Mai es la ciudad más importante del norte de Tailandia. Por su buena comunicación, muchos viajeros la toman como centro para visitar la parte noroeste del país y desplazarse desde allí a otros puntos como Pai o Chiang Rai. Esto ha devenido en una vasta oferta de actividades dentro y fuera de la ciudad. Nuestros cinco días en Chiang Mai dieron para mucho, a la vez que nos perdimos muchos lugares y actividades que encontraréis entre las muchas recomendaciones escritas, por lo que queremos describir algunas de las que más nos gustaron junto con indicaciones para llegar y moverse en la ciudad. De todos modos pensamos que es un lugar perfecto para dejarse llevar y perderse por las calles y carreteras en busca de aventuras.

 

Cómo llegar a Chiang Mai

Como ya hemos mencionado, Chiang Mai está bien comunicada. Lo más común es llegar desde Bangkok, Ayutthaya o Sukhothai. En el primer caso se puede coger un vuelo directo (si se reserva con tiempo se pueden encontrar ofertas muy competentes). El bus y los minivan salen desde los tres puntos hasta Chiang Mai (normalmente hasta la estación Arcade o, con suerte, te dejan en el hostel si ya lo tienes reservado) pero desde nuestro punto de vista solo es la mejor opción para el trayecto desde Sukhothai. Tanto desde Bangkok como desde Ayutthaya recomendamos el tren nocturno comprando el billete en cama. Nosotros fuimos en la litera de arriba y no está nada mal. Además el precio es bueno y ahorras una noche de alojamiento.

 

Transporte en la ciudad

Chiang Mai es grande. El centro es fácil recorrerla a pie. Como casi siempre, para nosotros es la mejor opción porque caminando es posible ver lo que en cualquier transporte pasa desapercibido. La ciudad es bastante llana por lo que se puede alquilar una bicicleta y llegar muy lejos.

Para salir de la ciudad lo mejor es alquilar una moto. Sale muy bien de precio (aunque no encontramos oficinas donde contratar un seguro a todo riesgo, si no siempre con franquicia).

 

Dónde dormir en Chiang Mai

Pues aquí con una frase respondemos a las dos cuestiones: hay tantos sitios para comer y para dormir en Chiang Mai que lo mejor es mirar en buscadores o patearse la ciudad, porque ya dependerá de lo que cada uno busque.

En una misma excursión conocimos a gente que estaba pagando 7500THB por noche y gente que dormía por 250THB (para los perezosos que os vais a quedar con la duda por no buscarlo, estamos hablando de unos 200€ frente a unos 7€), ambos precios por una habitación doble con baño privado. Evidentemente las diferencias entre las habitaciones y los servicios serán abismales, así que hay que encontrar lo que a uno le satisfaga.

Nosotros nos alojamos aquí algunos días y estuvimos muy bien. Un guesthouse muy acogedor, bonito y limpio. teníamos además una habitación de tamaño suficiente con un patio, baño y ducha privados.

En la comida la misma historia, de precio y sobre todo de variedad.

 

Qué ver y qué hacer en Chiang Mai

 

  • Templos

Una de las cosas que nos llamaron la atención durante las primeras horas en Chiang Mai fue la gran cantidad de templos que hay. Nosotros decidimos perdernos por la ciudad e ir visitando los que nos gustaban desde fuera. Gracias a eso pudimos entrar en algunos pequeños templos fuera de la ruta turística que nos dejaron un sentimiento de cotidianidad que no tuvimos en los más famosos.

Chiang Mai

Nos perdimos algunos templos de los que suelen estar en las listas de “visita obligada” por la sencilla razón de que con los tres que os contamos a continuación ya nos sentimos satisfechos. Sobre todo después del último, que nos dejó casi indiferentes a pesar de lo espectacular que es el edificio porque lo encontramos muy artificial todo, muy preparado para las visitas.

El primero que visitamos fue Wat Chiang Man, con bastantes turistas haciendo fotos pero muy tranquilo y bonito. Los monjes viven con algunos animales de compañía. Wat Phra Singh, parece que también es uno de los principales así que fuimos de noche para evitar aglomeraciones, cuando aún estaba abierto, y nos gustó mucho. Tiene unos jardines preciosos. El último, que es el más grande y visitado (y el que menos nos gustó), es Wat Chedi Luang. Los edificios son una pasada, la verdad, pero tuvimos la sensación de que aquello era todo menos un templo budista. Mucho jaleo y espectáculo, a veces previo pago.

Chiang Mai

 

  • Mercadillos

De noche y de día, siempre hay mercadillos abiertos en Chiang Mai. Son muy famosos los Night Walking Street Market, uno se hace los sábados y otro los domingos. También el Night Bazar. A nosotros nos gustaron más los mercados de las afueras, un poco menos abarrotados de gente. El sábado por la noche en el centro casi no podíamos ni ver los puestos y teníamos que caminar en fila. Eso sí, hay de todo!

Chiang Mai

 

  • Masaje

Lo que también abunda son los centros de masaje thai, nosotros te recomendamos la prisión de mujeres de Chiang Mai: buen masaje, buen servicio y buen proyecto.

 

  • Cursos

Si te apetece aprender algo nuevo, encontrarás una gran oferta de cursos de cocina (hay cursos vegetarianos y otros que no lo ofrecen de primeras, pero los pueden adaptar), masaje o muaythai.

 

Qué ver y hacer cerca de Chiang Mai

Fuera de la ciudad también se pueden hacer muchas actividades tanto libres como excursiones contratadas. Aquí os dejamos algunas ideas, pero recuerda: los alrededores también dan para perderse sin rumbo.

  • Huay Tung Tao

A pocos kilómetros de la ciudad se encuentra este bonito lago en plena naturaleza. Está muy poco explotado por el turismo y más bien son los locales los que van a bañarse los fines de semana. Está rodeado por bares tranquilos y una especie de cabañas encima del agua que hacen de mesa. Hay que pagar entrada, pero es un precio muy bajo.

  • Chiang Mai Parque Nacional Doi Shutep

Se encuentra también bastante cerca de la ciudad. La mejor recomendación que se nos ocurre es parar en el centro de visitantes de la entrada a pedir un mapa del parque y guiarse por la propia intuición. Encontraréis mucha información sobre bastantes lugares famosos que hay dentro, pero ni los vamos a mencionar porque la mayoría no los visitamos.

En general, nos gustó mucho Doi Shutep y las vistas que se tienen de Chiang Mai. Para destacar alguna cosa, también fue un gran descubrimiento el templo Wat Pha Lat, muy cerca de la entrada y un poco alejado de la carretera. Quizás porque lo eclipsa su hermano mayor en el parque, Wat Phra That Doi Suthep, en Wat Pha Lat encontramos lo que nos imaginamos que es la vida diaria de un templo budista. No había más de seis personas ajenas en el recinto y los pocos monjes que vimos desarrollaban sus tareas diarias sin prestarnos mucha atención. Además allí se respira una mezcla de misticismo y naturaleza, con una bonita cascada, que lo hacen muy diferente al resto de templos que hemos visto.

Chiang Mai

Chiang Mai

  • Chiang Mai Grand Canyon

Una antigua cantera ahora inundada ha creado una curiosa imagen, lo han bautizado con el Gran Cañón y allí se puede disfrutar de bonitos atardeceres. Hay un restaurante con vistas al cañón para comer, cenar o tomar algo.

  • Elephant Nature Park

Para interactuar con elefantes en Chiang Mai hay muchos centros donde viven estos animales. Te recomendamos este porque pudimos comprobar que no hacen espectáculos y que se dedican a cuidar a animales rescatados.

Consejo: siempre que haya tiempo suficiente, dedicar unos días a Chiang Mai!

 

(Visited 16 times, 1 visits today)
A compartir
Ordenar por:   más nuevos | más viejos | más votados
wpDiscuz