5 paraísos playeros (y bastante solitarios) del Sudeste Asiático

Nos hemos dado cuenta: hay una relación mental directa colectiva entre Sudeste Asiático y playas paradisíacas. Está la selva, la religión, está la historia, está la cultura, la naturaleza… cada uno tiene su propia imagen de esta esquina de países del gigante continente vecino, pero para nadie pasa desapercibida la recurrente imagen tropical de la palmera que se alza hacia el mar turquesa sobre la arena blanca. En mi imagen el cielo está muy soleado (aunque eso no es siempre así), así que le añado unas cuantas palmeras más y una hamaca, por si la arena quema.

¿Cuántas personas hay en tu playa paradisíaca?

Lo más probable es que pocas o que incluso te hayas atrevido a imaginártela exclusivamente para ti. Este sueño, alimentado por las postales celestiales de los blogs y los anuncios, se puede desvanecer en cuanto plantes tus pies en la concurrida (y a veces sucia) arena de la playa tailandesa de ensueño que te vendieron como el edén esperando solo por ti. Obviamente no eres la única persona que se deleita, a la vez que mira un mar azul en un entorno natural perfecto, con la tranquilidad que desprende el sonido de la brisa marina, las hojas en movimiento y los animalitos libres. Y tampoco la única a la que le ha llegado la información de semejantes lugares. Y compartir está muy bien, pero que no se acaben nunca los rincones tranquilos en el mundo!

No desesperes, lo que tenías en mente antes de que te quitáramos toda ilusión existe! Para otra entrada dejamos los lugares playeros que parecen de otro mundo a los que cuesta un poco más llegar, hoy os traemos los cinco paraísos playeros del Sudeste Asiático de fácil acceso y a los que se puede uno escapar si está siguiendo una de las rutas comunes que se hacen por esta parte del mundo.

 

Cinco paraísos playeros del Sudeste Asiático

 

  • Koh Rong Samloem

Ya hemos hablado en otras entradas de esta isla camboyana situada en el Golfo de Tailandia, una de las sorpresas más agradables que tuvimos en todo nuestro viaje. Por ella tenemos en la libreta unos cuantos lugares que visitar en el próximo viaje por Camboya, y es que una vez que pisamos sus playas no había quien nos moviera de allí.

Es un lugar con muchas particularidades, no olvides leer lo que debes saber antes de ir a Koh Rong Samloem.

  • Port Barton

Filipinas es lo que estás buscando, la máxima concentración de playas increíbles y poco frecuentadas que conocemos. Nos cuesta ponerle pegas a los paisajes de este conjunto de cientos de islas sobre el Océano Pacífico, pero la realidad es que la conexión entre ellas hace difícil conocerlas bien en un viaje medio o corto.

Palawan es uno de los destinos más abiertos y transitados por albergar algunos de los puntos turísticos más importantes del país. En esta isla alargada encontramos el pueblo de Port Barton y en él algunas de las más agradables playas que podamos imaginar. Durante las dos semanas que pasamos allí, nuestra día a día estuvo muy ligado a la arena blanca y el agua turquesa.

Toma nota de los mejores paisajes y playas de este rincón tropical.

  • Pulau Kapas

Si cierro los ojos y escucho el nombre puedo sentir la brisa marina erizándome la piel (incluso desde el frío agosto del norte de Alemania). Para nosotros, Kapas es el tesoro insular de Malasia. El espectáculo empieza ya desde la lancha que en media hora te deja en la orilla junto a los pocos alojamientos de la isla. Sigue en la fina y casi desierta arena y las cálidas y cristalinas aguas, y se hace infinito tras el plástico de la máscara de snorkeling al sumergirte a pocos metros de la orilla, delante del cual pasarán fácilmente cientos de peces, tortugas, mantas y hasta tiburones, con un fondo coralino vivo y colorido. Podrás elegir donde extender tu toalla.

  • Sabang

Volvemos a nuestras queridas Islas Filipinas, de nuevo a Palawan, y nos detenemos en este pequeño pueblito costero. Por Sabang pasan cada día muchas, muchísimas, personas decididas a tachar de su lista una de las siete maravillas naturales del mundo: el Río Subterráneo. Nos saltamos este detalle que poco afecta a otra maravilla mucho menos concurrida: las playas de olas que delimitan esta población en la selva con el océano profundo. Aparte de las pequeñas embarcaciones que dirigen a los visitantes del Río Subterráneo hasta su entrada y que pasan casi rozando el horizonte sin molestar demasiado, pocas posibilidades hay de que tu calma se rompa en las dos playas más accesibles de Sabang: una empieza desde la misma calle central y la otra se encuentra a escasos diez minutos siguiendo el camino que hay al final del paseo.

  • Koh Lanta

No suele estar en los rankings de las mejores islas de Tailandia y si hablamos de la zona de Krabi seguramente ocupan la mente muchos otros nombres antes de Koh Lanta. No les quitamos la razón ni contradecimos a los que afirman que esta no es la isla más bonita del lugar, ni es tan pintoresca, ni sus paisajes tan espectaculares, pero te podemos asegurar que tiene unas playas impresionantes y que no vas a tener que hacer cola para tumbarte el su arena coralina. Nosotros pasamos unos cuantos días de playa en playa, con lluvia incluida y volveríamos sin pensarlo y sin pisar ni una de las famosas islas vecinas.

  • Koh Mook

Este es el sexto destino que mencionamos, sí. Pero tenemos razones para hablar de Koh Mook como un añadido. Esta isla tailandesa ofrece playas preciosas, pero en algunas partes un poco sucias, por lo que no las podemos clasificar entre las mejores. Su playa más espectacular es la que se esconde dentro de la Emerald Cave, pero suele estar a rebosar de visitantes, por lo que no entra en la lista de playas no masificadas. Aún así hemos querido mencionarla porque esta última playa secreta, teñida de historias de piratas y tesoros, tiene truco. Y es el mismo que sirve para muchas otras situaciones: haz lo que pocos hacen y tendrás lo que pocos tienen. En este caso consiste en pasar una noche en la isla. Al llegar tendrás que ir al embarcadero y buscar quien te pueda llevar por la mañana temprano a la cueva, o bien alquilar un kayak y llegar remando. La mayoría de los que la visitan vienen en los tours que salen desde otras islas más turísticas haciendo un recorrido por las más pequeñas y cercanas. Entrarás en la cueva cuando nadie ha llegado y disfrutarás de una de las playas más especiales que hemos tenido la suerte de ver.

¿Habéis estado en alguno de estos lugares? ¿Qué os parecen? ¿Tenéis playas secretas para escapar de la masificación turística? ¡Cuéntanos en los comentarios!

(Visited 109 times, 1 visits today)
A compartir

Sé el primero en comentar!

Avísame de
1000
wpDiscuz