Island Hopping en Palawan: Port Barton vs El Nido

Quizás aún no lo sepas pero, cuando viajes a Filipinas, una de las actividades que vas a encontrar en muchos lugares es el Island Hopping o “saltar de isla en isla”. En muchas partes del país los conjuntos de islas son como pequeños trozos rotos esparcidos por el mar en los que se han formado playas únicas y entre los que los peces viven en coloridos arrecifes de coral.

Hemos practicado esta actividad en varias islas, sobre todo en Palawan. Los tres lugares más famosos son Honda Bay (en Puerto Princesa), Port Barton y El Nido. Estos dos últimos se encuentran en el norte de la isla y nos hemos encontrado con mucha gente que tenía dudaba entre hacerlo en un sitio o en otro.

En El Nido lo hicimos porque habíamos escuchado tantas veces lo increíble que era el lugar que, a pesar de que nos avisaron de que últimamente estaba demasiado masificado, decidimos ir a verlo. En Port Barton también lo hicimos y repetimos. Esto ya lo dice todo sobre cuál preferimos nosotros, pero vamos a intentar explicar el por qué para que saques tus propias conclusiones y ayudarte a decidir si estás dudando.

Precios y duración

Port Barton: 700PHP

El Nido: 1400PHP

Ambos duran de 9am a 4pm aproximadamente e incluyen comida y equipo de snorkel.

 

Island Hopping en Port Barton

Desde este pequeño pueblo pesquero el horizonte tiene forma de pequeñas y paradisíacas islas. Realizamos dos excursiones para visitar algunas de ellas y hasta ahora ambas conforman nuestro “Top 2 de los mejores Island Hopping”. Además de la belleza de la zona, nosotros tenemos muy en cuenta otros aspectos como el ritmo del tour, lo personalizado que sea y el tamaño del grupo, porque nos hacen poder disfrutar más o menos de los lugares visitados y del día.

Cada vez contratamos a una empresa diferente y en ambos casos pasamos un día estupendo y relajado, tuvimos el tiempo que quisimos para hacer snorkeling, para comer, para descansar y para hablar. Nadamos con tortugas y estuvimos en los arrecifes más bonitos que hayamos visto nunca. Una cosa que nos pareció muy positiva es que el recorrido es abierto y no tienen ningún problema en cambiar los destinos si así lo prefieren todos y de hecho suelen preguntar antes de ir al siguiente si están de acuerdo. También hay que decir que esto es posible porque los grupos son reducidos y el máximo son 10 personas (hicimos uno con 6 y otro con 7). Por ejemplo, en uno de los días teníamos previsto comer en Exotic Island pero cuando llegamos había algunos barcos y gente en la playa, por lo que ellos mismos decidieron seguir hasta la muy cercana Maxima Island, donde comimos solos con unas vistas inmejorables a Exotic en una playa blanca y turquesa.

Nos prepararon un menú delicioso y abundante, con la opción de comida vegetariana muy completa también. Lo preparan en el momento a la barbacoa y mientras te puedes relajar en la playa, nadar o dar un paseo.

El servicio es muy bueno y los lugares que se visitan merecen mucho la pena, la relación calidad-precio no puede ser mejor.

NOVATEK CAMERA

Arrecife.

Peces payaso.

Peces payaso.

Exotic Island desde Maxima Island.

Exotic Island desde Maxima Island.

Larga y solitaria playa con una cabaña para comer. Capsalay Island.

Larga y solitaria playa con una cabaña para comer. Capsalay Island.

 

Island Hopping en El Nido

Como ya hemos dicho, llegamos a El Nido confusos. Tantos comentarios y lecturas sobre uno de los lugares más increíbles del mundo y tanta gente que nos cruzábamos diciendo que aquello era un parque de atracciones deteriorado nos crearon una idea poco concreta y teníamos la sensación de que íbamos a meter la mano a ciegas en una caja sin saber si había caramelos o bichos. Decidimos no pensarlo mucho y plantarnos allí a ver qué pasaba. El pueblo en sí no es nada especial. El enclave entre las dramáticas rocas que se alzan tras las últimas viviendas es espectacular, pero ciertamente las tiendas de souvenirs, la playa sucia, la oferta desmesurada de taxis y los restaurantes para turistas le quitan encanto. Mirábamos hacia el archipiélago de Bacuit, la joya natural de El Nido, y pensábamos que por eso merecía la pena haber llegado hasta el extremo norte de Palawan.

Nos decidimos por el tour A porque cuando preguntamos tampoco nos dieron mucha más opción, te lo pintan como si esa fuera la única acertada y no nos dieron casi información sobre el resto. Empezó dos horas tarde, éramos unas 25 personas en el barco y cuando llegábamos a cada destino no teníamos apenas tiempo de disfrutarlo. A veces tampoco teníamos mucho espacio porque otros cuantos barcos hasta arriba de pasajeros ya estaban allí. La Small Lagoon fue la mejor, y eso que es pequeña y había dentro decenas de kayaks, pero nos apartamos hacia los rincones que se veían más solitarios y nos deleitamos con el paisaje y los detalles de las paredes. La Big Lagoon es una laguna impresionante, con unas aguas cálidas y turquesas y unas formaciones rocosas espectaculares, pero lamentablemente no tuvimos tiempo de verla a nuestro ritmo, fue un llegar, mirar, hacer foto e irse. No entendemos cómo no nos recomendaron alquilar un kayak. La larga entrada se puede hacer a pie sobre la arena con restos de rocas y corales que deposita el mar, pero una vez delante de la laguna se abre un espacio enorme de agua oscura por la profundidad y nadando no es posible recorrerla. Vimos a unos pocos afortunados en piragua salir y entrar de los caminos y lenguas del fondo, mientras la multitud mirábamos con los pies en el suelo desde la entrada. Suponemos que es porque es grande y hay que tomarse su tiempo, cosa que en esta excursión parece que no estaba incluido: lo importante era ver cuantos más sitios mejor, y tampoco fueron muchos por las largas esperas hasta para salir el barco de las concurridas orillas. El único snorkelling que hicimos duró unos 15 minutos y el barco estaba preparado para salir hacia el siguiente destino. El nuestro y otros tres más en el mismo arrecife (recordamos lo de las 25 personas en cada uno).

Nos sentimos como un rebaño al que llevan de un sitio a otro sin importar si estamos pasándolo bien o mal, sin preocuparse por si estábamos satisfechos con el ritmo al que íbamos, ni si queríamos quedarnos un rato más en una laguna o un rato menos en una playa.

La comida no fue nada especial y la barbacoa la empezaron a hacer dos horas antes en el mismo barco.

No sabemos si fue algo concreto en nuestro tour, pero no lo creemos, nos dio la sensación de que así es cómo funciona ahora el Island Hopping en El Nido. Hay demasiada gente y solo cuatro opciones de recorrido de los cuales el B y el D no suelen salir por falta de clientes y el C se cancela muchos días por las condiciones meteorológicas.

Puede que El Nido sea un lugar increíble, pero lamentablemente la mala organización y gestión del turismo ha convertido las excursiones en barco al archipiélago de Bacuit en una actividad que nosotros no disfrutamos. Sin duda la cambiaríamos por alquilar una moto y descubrir los alrededores.

No lo probamos, pero quizás un tour privado sea una mejor opción porque suelen empezar antes y por lo tanto llegar a los destinos cuando aún no están tan llenos. Después de contar nuestra experiencia, nos dijeron otros viajeros que si os juntáis un grupo no sale más caro que el tour compartido.

Antes de salir de El Nido, cuando ya se habían ido casi todos los barcos...

Antes de salir de El Nido, cuando ya se habían ido casi todos los barcos…

Alquilando el kayak antes de entrar a la Small Lagoon.

Alquilando el kayak antes de entrar a la Small Lagoon.

7commando Beach. Al llegar los últimos, antes de irnos ya estaba casi vacía. Una playa espectacular.

7commando Beach. Al llegar los últimos, antes de irnos ya estaba casi vacía. Una playa espectacular.

(Visited 47 times, 1 visits today)
A compartir

2 comentarios en el artículo "Island Hopping en Palawan: Port Barton vs El Nido"

Avísame de
1000
Ordenar por:   más nuevos | más viejos | más votados
wpDiscuz