Elephant Nature Park, conociendo a elefantes rescatados

El elefante es el símbolo de Tailandia. Los encuentras representados en cada templo, en muchas casas, bares, en las calles. Parecen animales adorados en este país, pero al mismo tiempo que su figura decora muchos rincones, son maltratados a diario en circos, espectáculos o como vehículos con vida haciendo kilómetros diarios para pasear.

Antes de venir, mucha gente nos recomendó ir a verlos porque es una experiencia maravillosa. Los elefantes son animales salvajes, por lo que son sometidos a una violencia brutal para conseguir domarlos, así que teníamos claro que no íbamos a participar en ningún tipo de actividad que fomente ese abuso. Los turistas tenemos gran parte de la culpa: si los animales suponen un negocio los locales nos aprovechamos de ello. Y esto es así, por desgracia, en muchísimos lugares del mundo, no solo en Tailandia. Lo que pretendemos con este texto, además de contar nuestra increíble experiencia con estos simpáticos gigantes, es promover el turismo responsable del que seguimos aprendiendo. Muchas veces los turistas colaboramos con el maltrato animal por simple desinformación, de manera que la solución se convierte en algo muy sencillo: hay que informarse antes de participar en actividades que incluyan la interacción con los animales.

Elephant Nature Park

¿Quién no quiere ver un elefante de cerca? Nos resultan exóticos y nos llaman la atención. Decidimos contratar un día de tour en la jungla para intentar encontrarlos. Fuimos muy afortunados y disfrutamos mucho al observarlos a unos cuantos metros (aquí puedes leer cómo fue nuestro día en Khao Yai). No hace falta ser un experto para notar la gran diferencia de comportamiento entre estos elefantes y los que caminan por las calles de las ciudades transportando a personas.

Con esto nos quedamos contentos y no teníamos en mente pagar o hacer cualquier esfuerzo por verlos fuera de su hábitat. Entonces llegamos a Chiang Mai y no pudieron pasar desapercibidos los cientos de anuncios que hay sobre sitios donde puedes ver elefantes, tocarlos, alimentarlos y bañarte con ellos. Empezamos a investigar cómo funcionan estos “retiros de elefantes”.

Te lo venden como un lugar ideal para ellos, donde viven en paz y armonía y están encantados de recibir a los miles de turistas que los visitan cada año. Pero, ¿qué te hace pensar que no estarían mejor en la jungla, el lugar de donde vienen? Al menos a nosotros nos pareció más que evidente que es necesario hacerlos sufrir para que se queden allí con su instinto salvaje anulado.

 

Elephant Nature Park

Entre tanta información encontramos, en páginas aleatorias y otras que seguimos, e incluso contra el maltrato animal, opiniones muy positivas sobre un lugar llamado Elephant Nature Park. Nos invadió la ilusión de poder estar cerca de los elefantes en un lugar ético y respetuoso con la vida salvaje.

Elephant Nature Park

Aún con un poco de escepticismo contratamos la visita para un día por 2500 baths por persona. Ofrecen voluntariados de hasta una semana. Incluye el transporte (te recogen por la mañana temprano en el hostel), la comida y bebida, té y galletas y la visita. Una vez allí nos dejó de sonar a negocio. Durante el viaje en minivan ponen un vídeo sobre la historia del parque y la triste historia que sufren antes de ser rescatados. La verdad es que da mucho que pensar sobre el tipo de especie que somos nosotros. O (esta vocal es el nombre de nuestra guía) nos enseñó el parque y nos explicó muchos detalles sobre el día a día tanto de los 72 elefantes que hay ahora como de los cientos de perros y gatos, aves de granja y búfalos que viven con ellos, todos rescatados. Es un lugar ideal para los animales: grande, verde, con un río y rodeado de montañas. Cobran una entrada cara comparada con el resto porque los animales que hay allí en su mayoría necesitan atención médica y pudimos comprobar el duro trabajo que se hace para mantenerlo limpio y agradable, así como alimentarlos. Conocimos a algunos elefantes que casi no pueden caminar o ver. Muchos duermen sobre un gran montón de arena porque no podrían levantarse si se tumbaran en el suelo. Algunos han estado en el hospital hasta tres años. Cada uno tiene una persona que lo acompaña siempre, estudia su comportamiento y lo cuida.

Elephant Nature Park

Como visitante te dejan alimentarlos con sandías y calabazas peladas, ya que la mayoría no tienen dientes. Ayudas a bañarlos porque les cortaron los pelos del rabo con los que se limpian los parásitos. El baño se hace con bastante respeto y sin molestarlos, hemos visto sitios donde se suben encima de ellos, por ejemplo. Por el camino, en la ruta, vas encontrando elefantes y la guía te cuenta su historia o cómo es. Algunos se pueden tocar y otros no, dependiendo de su comportamiento y estado de salud. Un detalle importante es que en ningún momento se les dan órdenes, si no que para que obedezcan, como pasan 18 horas al día comiendo, se les guía con comida.

Elephant Nature Park

Terminamos el día muy contentos de haber colaborado con el Elephant Nature Park y emocionados por haber conocido de tan cerca a los impresionantes elefantes. Y no solo eso, aprendimos y recordamos muchos detalles para concienciarnos y los queremos compartir con vosotros:

  • Muchos de las actividades con animales, sobre todo salvajes, conllevan un gran sufrimiento para ellos. Cada uno debe ser responsable de lo que consume. Es una pena ver cómo, después de muchos años de haber sido adiestrados, los elefantes siguen teniendo las orejas destrozadas de las anillas que les enganchan para controlarlos.
  • No a los circos que usan animales: en el caso de los elefantes, además de las lesiones que pueden padecer, corren alto riesgo de quedarse ciegos como consecuencia de los focos y el flash. Conocimos a varios ejemplares que casi no podían ver o estaban completamente ciegos.
  • No subir en la espalda de los elefantes: aunque nos parezcan animales grandes y fuertes, lo cierto es que su columna vertebral es débil y no está lo suficientemente recubierta con músculos que la protejan. No teníamos ni idea, pero parece que es común que terminen con la columna partida.
  • No comprar objetos que supongan previa atrocidad contra los animales.

Elephant Nature Park

Esperamos que puedan seguir rescatando más animales pero, sobre todo, que algún día no tengan que existir este tipo de lugares. Nosotros nos sentimos muy orgullosos de ser un poco menos ignorantes y esperamos que también hayáis aprendido un poco más y que tanto en vuestras casas como cuando visitéis otros lugares, os informéis para no convertiros en promotores del odio y el maltrato.

Elephant Nature Park

Para terminar, sabemos que lo que causa impacto en las personas es ver cómo los animales son maltratados sin escrúpulos, pero ver esos vídeos o no ya corre de vuestra cuenta y pensamos que habrá quien no necesite un choque emocional para tener conciencia. Por eso queremos acabar con este vídeo de los elefantes libres que tuvimos la suerte de contemplar en el Parque Nacional de Khao Yai. Ojalá os transmita tantos sentimientos positivos como a nosotros:

(Visited 58 times, 1 visits today)
A compartir
Ordenar por:   más nuevos | más viejos | más votados
wpDiscuz