Ruta de un día en moto por los alrededores de Pai

Llegamos al pequeño pueblo entre montañas exhaustos de los días de Chiang Mai. Tanto templo, tanta vuelta, restaurantes lejanos que repetir, tantos mercados y bullicio, tanto asfalto caliente, tantas cosas que no vimos y los cientos (sí, cientos! con unos paisajes preciosos) de curvas en minivan, nos dejaron preparados para llegar a Pai y sentir el silencio de la alarma desactivada y el cosquilleo de las piernas que dejan de moverse. Lo llaman el “pueblo de los mochileros” y es cierto que la mayoría de personas que te cruzas son viajeros occidentales jóvenes y tranquilos que dan la sensación de viaje sin prisas. A mí el nombre de Pai me suena a paz (y a pai pai).

La primera impresión engaña, porque a todas horas hay vida en las pocas calles que lo forman. De los cuatrocientos cincuenta alojamientos que ofrece (unos cuantos arriba o abajo) muchos están repartidos por los alrededores y las montañas, así que pudimos elegir para darle sentido al nombre. Siempre nos llamaba la atención el paisaje verde que teníamos delante por lo que, además de bajar al mercado nocturno y dar algunos paseos por el pueblo y los arrozales, alquilamos una scooter 24 horas para llegar un poco más lejos. Nos guiaron principalmente las recomendaciones de Mike, el dueño de nuestras cabañas, y la verdad es que nos pareció una buena ruta para un plan de no alejarse mucho del pueblo y descubrir un poco de la naturaleza salvaje que lo rodea.

 

Qué ver en los alrededores de Pai

 

  • Buda blanco

    (“White Buda”). Es una estatua enorme que se ve desde la carretera y desde muchos puntos de Pai. Se encuentra a poco minutos del pueblo en el templo Wat Phra That Mae Yen. Nosotros, que somos muy valientes cuando aún es temprano, dejamos la moto abajo y subimos todas las escaleras. Si no os apetece, después de la primera puerta que anuncia el templo se puede seguir la carretera y subir solo las escaleras del Buda. Las vistas desde arriba merecen la pena.

Pai

  • Santichon

    El Chinatown. A menos de 5 kilómetros de Pai (en dirección contraria al Buda) se encuentra este pintoresco pueblo. Fundado por una comunidad china que huía del gobierno comunista y se instaló entre las montañas del norte de Tailandia, resulta curioso de ver. Se pueden comprar productos chinos y probar su gastronomía. Pasando el pueblo se llega al mirador, con las mejores vistas que tuvimos de Pai y sus montañas.

Santichon Pai

  • Mor-Pang  

    Muy cerca de Santichon se encuentra esta amplia cascada a la que tanto turistas como locales suben a darse un baño. Está situada en un bonito y salvaje entorno y los huecos que quedan en las rocas forman diversas pozas.

  • Pam Bok

    Otra bella cascada escondida al fondo de un cañón de grandes rocas. Es posible bañarse también.

Pai

  • Pai Canyon

    Cuando el sol empieza a bajar, el cañón de Pai es un buen lugar para contemplar el atardecer. Una suerte de estrechos caminos (a veces muy estrechos), con precipicio a ambos lados, recorren la formación. Es un lugar que merece la pena ver.

Pai

  • Mercado nocturno

    Para acabar el día lo mejor es ir a buscar comida a los puestos que ponen en las dos calles principales por la noche. También es fácil encontrar locales con música en directo para tomar algo.

Queremos puntualizar que los lugares que recomendamos en esta ruta de un día no son secretos ni descubiertos por nosotros, si no más bien puntos que visitan muchos de los viajeros que pasan por Pai. En nuestro caso no nos importó nada encontrar otra gente (en realidad encontramos poca, excepto en el cañón, pero es amplio y permite alejarse por sus caminos), pero sabemos que muchas personas se desplazan hasta allí para perderse en la naturaleza y disfrutar de la misma lejos del turismo. Como habíamos estado descansando y un poco aislados, este recorrido nos pareció ideal!

(Visited 50 times, 1 visits today)
A compartir
Ordenar por:   más nuevos | más viejos | más votados
wpDiscuz